Fueron muchas las ocasiones en las que visitando las bodegas de vino de Porto en Gaia, nos fijamos en esas excursiones que te ofrecian para subir por el rio Douro, visitando las quintas, bodegas y plantaciones de vino. Excursiones realizadas a bordo de barcos “Ravelos“, que eran los que antiguamente bajaban los toneles de vino hasta Porto y Gaia,  ya que este se producia en el interior del pais y se transportaban con estos barcos tan curiosos  para luego se trasladados desde estos puertos al resto de Europa.

Esto desperto en nosotros una idea: Hacer lo mismo que estos barcos pero con nuestras furgonetas campers. Eso si, por la orilla.

En definitiva veriamos los mismos lugares pero con la ventaja de poder realizarlo a nuestro libre antojo, con la libertad que te otorga una furgoneta camper, ya sabes: me puedo parar aqui, puedo dormir allá, comer en este otro sitio, etc… En definitiva: todas las ventajas que el mundo del camper y de la autocaravana te ofrecen.

Así pues pusimos fecha y hora: Semana Santa. Cuatro dias seguidos y la primera noche del miércoles en Porto.
Cada uno preparo su furgo camper el fin de semana anterior. Yo, a mi volkswagen  T3 preparada por CICLOPE CAMPER, solo tuve que revisarle niveles y llenar el depósito de gasolina (en Portugal el precio del combustible es mucho mas alto, por eso mejor ir “hasta arriba” de gasolina).
Nuestro punto de partida fue el parking da rua Alfandega, ya que se encuentra en pleno centro de la ciudad, lo cual nos permitió dar una vuelta por esta, sin demasiados lios nocturnos, pues al día siguiente habia que madrugar y visitar algunos lugares de interés como la Libreria Lello, la estación de San Bento y la Rua de Sta Catarinha.

A media mañana partimos direccion este. Muy fácil, coges como referencia la carretera que va pegada al rio y tiras millas.
El paisaje empieza a ser alucinante. Curvas divertidas, puentes que te hacen cambiar de un lado al otro del río,por un lado tu, por el medio los barcos turísticos que dieron pie a nuestra aventura, y por el otro el comboio.
Nos sorprendio la magnitud de los bancales en las laderas del río, donde se plantan las viñas, verdaderos escalones de dificil acceso. Estaciones de tren  preciosas, recubiertas sus paredes de azulejos con dibujos relacionados con las actividades agricolas de la comarca. Bodegas contruidas en pazos y casas solariegas.

Pueblos como Castelo de Paiva,Cinfaes,Resende,Peso da Regua,Pinhao, San Joao da Pesqueia….. nos hicieron descubrir un Portugal interior muy auténtico, basada su economía en la industria del Vino de Porto,tan importante para este país, y que por algo es la mas antigua  denominación de origen vinícola de Europa.

Asi pues, no me queda mas que animaros a este viaje tan autentico a todos aquellos que como nosotros disfrutais del mundo del Camper.

¿Nos acompañas a una de nuestras escapadas?